Modos de Vivir (I): La cabaña de Lot

Posted on Posted in Artículo, Personas, Sin categoría

Reflexiones sobre la relación entre espacio y comportamiento

cabana lot
La cabaña de Lot; una cabaña de madera en un patio trasero en medio de una manzana de Barcelona.

Quién: Lot Amorós. Ingeniero informático y artista, realiza una residencia en el centro de investigación y producción artística Hangar.

Dónde: La cabaña se encuentra en un patio trasero del edificio de Hangar, en el barrio del Clot de Barcelona. Este patio solía ser un solar marginado, nido de mosquitos y ratas, sin un claro propietario que Hangar se agenció para darle un mejor fin. Actualmente cuenta con un pequeño jardín y un camino de piedras que va hasta la cabaña. El patio limita con la fachada trasera de un edificio de viviendas. Unos 50 vecinos tienen vistas al patio.

Historia: La cabaña fue construida como obra de arte por Pep Vidal en 2015, quien quiso crear su cabaña de pensar y luego encerrarse dentro hasta acabar su tesis doctoral de física. Es un cubo que mide dos metros de arista; con dos ventanas fijas y una puerta. La estructura es de  listones de madera y los acabados interiores e exteriores son de madera laminada, con placas de porexpan en medio. Desde su construcción, en la cabaña han ido residiendo varios artistas temporalmente.

_

Vivienda: Se accede por una especie de “back door” o puerta trasera en el lateral del edificio de Hangar, se atraviesa un office, un espacio de trabajo y se llega al patio. La cabaña hace las veces de habitación, y la cocina y baño se encuentran en distintos puntos del edificio de Hangar. Así pues, se trata de una vivienda de fragmentos: cocina sin gas, cocina con gas, aseo, duchas, espacio de trabajo, terraza, patio, jardín y habitación de dormir. Cada parte en lugares o plantas distintas del edificio, separada por varias puertas con sus respectivas llaves que dificultan el movimiento.

_

Cuándo: Lot se trasladó ahí en octubre 2016 tras ganar una de las becas del taller de interactivos de Hangar que no cubría alojamiento. Vivir en la cabaña del propio centro se convirtió en la opción más sencilla y próxima al lugar de trabajo. En Febrero 2017 ha transformado la cabaña en un espacio para practicar yoga y meditación.

_

Grado de apropiación: Es curioso constatar cuánto vínculo ha creado Lot con la cabaña en tan poco tiempo. Me explica que le ha cogido cariño y que quiere crear un manual de uso para que los futuros residentes de la cabaña sigan cuidando del lugar, especialmente el jardín.

Cuando llegó Lot el jardín estaba descuidado y lleno de malas hierbas. Él se ha encargado de limpiarlo y mantenerlo. Gracias a sus cuidados, el resto de personas de Hangar han empezado a disfrutar del jardín y la terraza. Actualmente cuenta con un riego por goteo, dos charcas con peces, plantas y árboles; entre ellos un aguacatero, un olivo, una planta de jazmín y plantas aromáticas.

Ha añadido algunas modificaciones a la cabaña. Por un lado creó un camino de piedras para pasar sobre el fango y dentro de la cabaña añadió algunas chapas de parqué en el pavimento, colocó un enchufe y colgó una bombilla para hacerlo más hogareño. En esta cabaña solo cabe una mesita y un pequeño colchón, que el colocó dentro de una tienda de campaña para evitar los mosquitos.

Me hace pensar en el Principito y su pequeño planeta. En el planeta todo es importante, y hay que cuidarlo con esmero. Lot ha aprendido a distinguir y cuidar una veintena de variedades de plantas y a identificar cuales son malas hierbas, las que se apresura a cortar antes de que crezcan. El valor de su vivienda para él es no solo la cabaña sino especialmente el jardín que ha creado alrededor.

_

Confort: El confort en esta vivienda es bajo, ya que a pesar del aislamiento hace bastante frío dentro de la cabaña en los meses de invierno. Además en el jardín proliferan los mosquitos. Las pequeñas dimensiones también dificultan la flexibilidad de uso del lugar. Lot me cuenta que no podía practicar yoga porque casi todo el espacio era ocupado por el colchón. Estas condiciones han llevado a Lot a comprar una furgoneta-vivienda a la que se ha trasladado. Non obstante, sigue utilizando la cabaña como lugar de meditación y yoga.

_

Impacto en el modo de vivir: Me cuenta que la cabaña le ha enseñado el valor de las pequeñas cosas, por ejemplo, el lujo que es tener un enchufe y una bombilla. Le hace darse cuenta de que muchas veces exigimos comodidades insignificantes al lado de éstas. Por otro lado, vivir ahí le ha condicionado a un estilo de vida más solitario, ya que a partir de una cierta hora por las tardes y los fines de semana Hangar se queda vacío. Esto le ha enfocado más en cuidar del jardín y gracias a ello ha podido crear la relación de afecto con las plantas que es tan importante para él ahora. Por otro lado, las condiciones de la vivienda han influido directamente en sus posibilidades de actividad: para empezar, ya no podía practicar yoga; además la dificultad de acceder a la cocina ha influido en sus hábitos de alimentación ya que ha tendido más a la comida preparada. Y por último, vivir en el mismo lugar donde trabaja le ha llevado a estar casi siempre en su mesa de trabajo y no sentir sensación de desconectar.

_

Impacto de la arquitectura: Pienso que el jardín y la cabaña son lugares que inducen a escenas de calma. Si entras en la cabaña hueles la madera y esto ya cambia tu percepción porque te conecta con un bosque. Además, te sale natural sentarte en el suelo o en el colchón porque de pie te ves muy grande para el pequeño lugar. Desde ahí sin duda, la relación con otras personas se acerca porque es una posición de confianza.

_

Factores de influencia: Como conclusión, los factores de esta vivienda que influyen en el modo de vivir son;

  • La  CONFIGURACIÓN de la vivienda; con sus varios espacios separados incluido el patio. La fragmentación dificulta algunas actividades pero también permite disfrutar del jardín.
  • El PERFIL DE USO del lugar. Hay una gran cantidad de horas en que se queda el habitante solo; esto limita el contacto con las personas pero abre la posibilidad a centrarse en otras cosas, como los proyectos personales o las plantas.
  • El CONFORT AMBIENTAL; bajo a nivel térmico. Ha condicionado la permanencia.
  • Las condiciones de PERCEPCIÓN. Los olores, materiales y tamaños que inducen calma y conectan con el imaginario del bosque.
  • La APROPIACIÓN. Las modificaciones y cuidados de Lot respecto al lugar le han generado afecto.
  • Y el SIGNIFICADO personal. Lot siente que es un privilegio vivir en una cabaña-obra de arte, dentro de un jardín del edén en un patio escondido y sin un claro propietario en medio de Barcelona. El significado personal sin duda influye también en el afecto hacia el lugar.

Un primer ejemplo de las relaciones de impacto mútuo que se establecen entre las viviendas y sus habitantes. Aprendo que gran parte del impacto depende de la reacción de las personas a las condiciones del entorno. La sensibilidad y proactividad de Lot le han llevado a crear vínculo y significado con este lugar.

_

Marta Delgado para Archiimpact

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *